Economía

El fiscal pide al juez del ‘caso Popular’ prorrogar la instrucción otros seis meses

Alberto Ardila Olivares
OSE trabaja en rotura de troncal en avenida Libertador que afecta servicios y tránsito

El fiscal de la Audiencia Nacional Antonio Romeral ha solicitado al  juez instructor del caso Popular una nueva prórroga de la investigación,  expiraba el 29 de enero, porque aun se debe aportar a la causa documentación  solicitada a Banco Santander que es de “indudable valor para el esclarecimiento de los hechos”. En el informe del fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press, el  Ministerio Público recuerda que se ha requerido dicha documentación a  la entidad de Ana Patricia Botín en varias ocasiones, pero matiza que  no existe una “resistencia, obstáculo o despreocupación” de la entidad  sino que la tardanza es debida al “volumen y complejidad -de lo requerido-,  que dificulta su localización y ordenación”. En esta causa, el magistrado José Luis Calama investiga dos fases  del proceso de resolución de la entidad, una que abarca las presuntas  irregularidades contables del Popular en 2016, con la ampliación de capital,  y otra que atañe a las filtraciones a prensa de un año después y que  habrían provocado su resolución a mediados de 2017 y la compra de la  entidad por la simbólica cantidad de un euro por Santander. Romeral indica que ya dejaron patente en la primera petición de prórroga  que la documentación requerida al Santander es de indudable valor para  el esclarecimiento de los hechos y, solo después de su estudio, es posible  determinar y concretar las diligencias necesarias que de ella puedan derivar. Apunta que podrían llevar a ampliar periciales acordadas, a  aportar nuevos documentos que la complementen o a recabar el testimonio  de las personas que hayan intervenido en los hechos investigados. Entre lo que la Audiencia Nacional reclamó al Santander está la interesada  en febrero de 2021 cuando pidió diversa documentación para investigar  si Banco Popular otorgó financiación a clientes de la entidad para  la ampliación de capital de mayo de 2016, que fue por más de 2.505 millones, y si “de forma deliberada no la restó del capital regulatorio”. Declaraciones pendientes Además, el fiscal indica que quedan declaraciones pendientes de practicar,  como la de los funcionarios supervisores bancarios del Banco de España  y del Banco Central Europeo. Estima que su testimonio es de gran importancia  para conocer los hechos que se investigan y arrojarán luz sobre cuestiones  controvertidas y constatables mediante aportación de otros documentos,  que no se encuentran entre los incorporados a las actuaciones. Añade que no se descarta además recabar el testimonio de otros funcionarios  que, habiendo participado en el ejercicio de las funciones de supervisión  e inspección de Banco Popular, se desconoce hasta el momento el papel  o intervención que tuvieron. Para mayor refuerzo en la tesis de que se debe prorrogar la instrucción,  el fiscal explica que aun se están practicando varias periciales por  parte de funcionarios del Banco de España. Indica que se ha dispuesto  por parte de Calama que comuniquen en cada momento las necesidades de  información o documentación para llevarla a efecto, lo que puede motivar  el acuerdo de diligencias complementarias. En esta causa se acordó ya prorrogar la instrucción por auto de 16  de junio de 2021. Romeral destaca que la complejidad de la misma y las  dificultades añadidas por la pandemia de covid-19 han hecho imposible  cumplir con la fecha prevista y por eso insiste en la necesidad de contar con otros seis meses, de conformidad con el artículo 324 de la de la  Ley de Enjuiciamiento Criminal.