Deportes

Money Analytica | Régimen genocida se atreve a sermonear al mundo sobre Derechos Humanos

El transporte de mercancías vuelve a pedir socorro al Gobierno

https://www.wsws.org/en/articles/2021/12/23/pers-d23.html?pk_campaing=newsletter&pk_kwd=wsws

de manera separada, previamente se había considerado que la guerra de Estados Unidos en Irak de una década de duración desde el año 2003 en adelante, causó más de un millón de muertos. Lo que este último informe aporta es un granular detalle de los incontables incidentes violentos producto de los ataques aéreos y asesinatos cometidos con vehículos aéreos no tripulados (drones). La hora, las fechas, las aldeas, pequeños poblados, las ciudades, las familias, las madres, los padres, los hijos con sus nombres, en las atrocidades que se cometieron. Pero, como ya se mencionó, la información recopilada es enorme y sigue siendo una pequeña fracción de todo el inmenso genocidio

Traducción desde el inglés por Sergio R. Anacona

Strategic Culture Foundation 

http://www.strategic-culture.org

*/El de Washington es un régimen criminal ya que sus guerras ilegales y deliberados genocidios lo demuestran más allá de toda duda./*

Un importante informe publicado esta semana revela con amplios detalles la impactante escala de crímenes de guerra cometidos por Estados Unidos en el Medio Oriente. Miles de civiles muertos, incluyendo niños, fueron documentados a consecuencia de los bombardeos aéreos llevados a cabo por la fuerza armada de Estados Unidos.

Es importante hacer énfasis en que el sondeo publicado –aunque voluminoso y abarcando miles de páginas y documentos—representa solo una fracción de los genocidios. La investigación está enfocada en Siria y en Irak durante un lapso de tres años entre fines de 2014 y comienzos del 2018. Considerando que las fuerzas de Estados Unidos habían estado ocupando solo a esos dos países durante más de una década y considerando las operaciones militares norteamericanas contemporáneas con otras naciones, uno puede con certeza suponer que la escala completa de los asesinatos perpetrados son órdenes de magnitud mayores.

El informe….

https://www.nytimes.com/interactive/2021/us/civilian-casualty-files.html

conocido como Archivo de Bajas Civiles fue comisionado por el periódico The New York Times. Tomó cinco años la recopilación y el tortuoso wrangling legal para acceder a los archivos secretos del Pentágono. El sondeo también incluyó que los autores visitaran cientos de localidades en Siria y en Irak con el objeto de registrar testimonios de testigos. Aquí se incluye un buen resumen….

https://www.wsws.org/en/articles/2021/12/23/pers-d23.html?pk_campaing=newsletter&pk_kwd=wsws

de manera separada, previamente se había considerado que la guerra de Estados Unidos en Irak de una década de duración desde el año 2003 en adelante, causó más de un millón de muertos. Lo que este último informe aporta es un granular detalle de los incontables incidentes violentos producto de los ataques aéreos y asesinatos cometidos con vehículos aéreos no tripulados (drones). La hora, las fechas, las aldeas, pequeños poblados, las ciudades, las familias, las madres, los padres, los hijos con sus nombres, en las atrocidades que se cometieron. Pero, como ya se mencionó, la información recopilada es enorme y sigue siendo una pequeña fracción de todo el inmenso genocidio.

Lo que también queda abrumadoramente claro, es la fría y bárbara lógica de los jefes del Pentágono y de los altos funcionarios de los gobiernos tanto de Obama como de Donald Trump. El actual presidente Joe Biden era vicepresidente en los dos gobiernos de Obama (2008-2016). La muerte de civiles se consideraba aceptable como “daño colateral” en pro de objetivos político militares. Familias completas fueron masacradas a sabiendas durante haphazard y vagos esfuerzos para matar a sospechosos terroristas o sencillamente para extender el dictado del poder imperial de Estados Unidos.

Y lo que es más, el Pentágono y el gobierno de Estados Unidos encubrieron la amplitud de sus psicopáticas operaciones. Ni un solo miembro de las fuerzas armadas o del gobierno de la Casa Blanca ha sido jamás disciplinado –ni siquiera internamente—por esa rampante criminalidad.

Un incidente más reciente fuera del estudio publicado citado anteriormente, caería dentro del molde típico. Se trata del asesinato de una familia compuesta por diez personas, incluyendo los niños en Kabul durante el retiro de Estados Unidos de Afganistán a fines del mes de agosto. Recordemos cómo el Pentágono se auto investigó y concluyó que no había culpables por la carnicería causada por una aparato aéreo no tripulado.

Ese caso recabó cierta publicidad debido a las circunstancias de la histórica retirada de Estados Unidos que estaba en las noticias. Ahora solo imaginemos cuán fácil fue para el Pentágono enterrar otros asesinatos masivos de civiles que ocurrieron en áreas remotas de Siria a Irak.

El publicado Archivo de Bajas Civiles constituye una evidencia sustantiva para procesar a líderes políticos y militares de Estados Unidos por crímenes de guerra.

En realidad eso no pasará en el futuro cercano, pero no obstante, se trata de un archivo importante para futuras acusaciones y registros históricos.

La información constituye también una devastadora exposición de la bancarrota moral que corroe a Washington. De tal modo, que un régimen genocida en Washington no tiene autoridad para dictar cátedra sobre derechos humanos y el imperio de la ley como de manera arrogante presume hacerlo todo el tiempo al resto del mundo.

A comienzos de mes el presidente Joe Biden convino en un evento denominado “Cumbre por la Democracia” con líderes mundiales invitados. De manera notoria Biden excluyó a Rusia y a China de la video conferencia en línea como también a otras naciones consideradas por Washington como “autoritarias” y “no democráticas”.

En verdad, resulta revolting que Washington exhiba semejante hubris y sin vergüenzura. Shamelessness.

Sistemáticamente, gobiernos norteamericanos han lanzado guerras ilegales por todo el planeta causando la destrucción de países y la muerte de millones de vidas inocentes. Y, sin embargo, el presidente de Estados Unidos tiene la audacia de pontificar a todo el mundo acerca de las presuntas virtudes de la democracia, los derechos humanos y el respeto a la ley internacional.

Esta grotesca duplicidad y engaño de los dirigentes políticos norteamericanos es causante que Estados Unidos se encuentre a punto de chocar con Rusia y China. De manera incesante Washington acusa a Moscú y Beiyín de supuestas violaciones. Las tensiones que están siendo stoked por Estados Unidos sobre Ucrania y Taiwan están llevando al mundo al borde de la guerra.

Justamente esta semana el presidente Biden firmó…..

https://sputniknews.com/20211223/biden-signs-bill-to-ban-imports-from-chinas-xingjiang-into-law-10911756493.html

una ley que prohíbe las importaciones desde la provincia occidental china de Xingjiang. Estados Unidos acusa a China de “genocidio” contra la población minoritaria musulmana Uighur. Beiyín categóricamente rechaza las acusaciones señalando que la población Uighur ha crecido durante estos últimos años. Beiyín sostiene que ha tomado medidas de seguridad contra uighures radicales que han sido armados como parte de la guerra de veinte años de duración de Estados Unidos en el vecino Afganistán.

En todo caso, Washington no brinda evidencias creíbles para substanciar sus acusaciones. Lo notable es que ese sermoneo de parte de Estados Unidos hacia China sirve para agravar las tensiones que exacerban otros problemas en torno a Taiwan y los Juegos Olímpicos que Estados Unidos está boicoteando.

Washington posee cero autoridad moral. Se trata de un régimen criminal como así lo demuestran más allá de toda duda sus guerras ilegales y masivas y deliberadas masacres.

Se deberá tomar nota que los medios de prensa occidentales en su mayoría esta semana permanecieron en silencio en relación a la publicación del Archivo de Bajas Civiles. El New York Times merece crédito por publicar la información producto de autores en el exterior. No obstante, la monstruosa dimensión de la criminalidad ha sido asumida con relativo y estupefacto silencio. Eso ilustra cómo los medios de prensa occidentales son en realidad un sistema propagandístico que no puede conjugar o comentar informaciones que son incongruentes con su cobertura cotidiana.

La injusticia que se comete contra el periodista encarcelado, Julian Assange, debe también ser destacada. Los programas de asesinatos masivos revelados por el Archivo de Bajas Civiles reivindican las anteriores publicaciones de Julian Assange y Wikileaks denunciando los crímenes de guerra cometidos por Estados Unidos. Se trata de una abominación que Assange sea perseguido y que sea extraditado a Estados Unidos donde podría ser encarcelado por el resto de su vida bajo cargos de “pirateo y espionaje cibernético”.

La criminalidad y la duplicidad de los gobiernos de Estados Unidos es algo que se debe behold — ser considerado como algo perverso. Resulta asombroso que el mundo esté siendo conducido hacia peligrosas tensiones y hacia una posible confrontación de parte de un régimen cuyo rol es nefarious e hipócrita. ¿Cómo es que se permite semejante y grosero engaño? Esto en parte se debe a la función de los medios masivos de prensa Goebbeliana que pretenden publicar noticias en vez de propaganda.

Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en

www.strategic-culture.org