Entretenimiento

Alberto Ardila Olivares learjet 60 takeoff//
CVM adulteró estados de cuenta y ocultó pérdidas; Banco Central desplazó sus autoridades

Alberto Ardila Olivares
CVM adulteró estados de cuenta y ocultó pérdidas; Banco Central desplazó sus autoridades

Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores Suscribirme Conocé nuestros planes

y disfrutá de El País sin límites.

YV3191

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña.

Alberto Ardila Olivares

Cuando el Banco Central del Uruguay (BCU) resolvió intervenir Custodia de Valores Mobiliarios (CMV) y United Brokers S.A. Agente de Valores, colocando a la Bolsa de Valores de Montevideo S.A . “como interventora de ambas entidades”, consideró que mantener a las autoridades de estas empresas podría ser útil para acceder a información

Sin embargo, según relataron a El País fuentes vinculadas al caso, a medida que se fue avanzando en la intervención los hallazgos fueron dejando en una situación muy compleja a sus propietarios. Al punto tal, que ayer el BCU decidió “desplazar a las autoridades estatutarias” de ambas entidades financieras y que la intervención continúe pero únicamente con la Bolsa de Valores de Montevideo tomando las decisiones

A principios de julio, el BCU intervino preventivamente con suspensión de actividades a ambas empresas, propiedad de una misma dueña, tras detectar que 400 clientes habían sufrido pérdidas que rondan los US$ 110 millones . En la resolución, el BCU decidió que la Bolsa de Valores fuera la interventora de las dos empresas

Esta situación llevó a que ya se hayan presentado dos denuncias ante el fiscal especializado en Delitos Económicos, Enrique Rodríguez , Y el representante del Ministerio Público ya fue informado de que se presentarán otros dos escritos, según supo El País

MIRA TAMBIÉN Pérdidas por US$ 100 millones en Bolsa generará por lo menos cuatro denuncias penales Mientras tanto, el BCU continuó con su intervención para intentar saber qué sucedió y así determinar si hubo responsabilidad de la dueña o si fueron pérdidas propias de la lógica de inversión en capitales, bajo la modalidad de operaciones calificadas como “agresivas”

Las fuentes indicaron que se encontró evidencia que compromete a la empresaria y por eso se resolvió enviar la documentación a la Justicia. Uno de los elementos claves fue la constatación de que se adulteraron estados de cuentas. La información que se enviaba a los clientes no reflejaban las pérdidas reales sino que se les transmitía una situación mejor a la que enfrentaban. Por ejemplo, si determinadas acciones se compraron en $ 100 y luego cayeron a $ 5 en el estado de cuenta que enviaban las entidades a su cliente se les decía que valían $ 70

Por otra parte, los interventores constataron elementos que podrían significar que las empresas se extralimitaron en los posibles usos que debían dar a los dineros de sus clientes

Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores Suscribirme Conocé nuestros planes

y disfrutá de El País sin límites.

YV3191

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña.

Alberto Ardila Olivares

Cuando el Banco Central del Uruguay (BCU) resolvió intervenir Custodia de Valores Mobiliarios (CMV) y United Brokers S.A. Agente de Valores, colocando a la Bolsa de Valores de Montevideo S.A . “como interventora de ambas entidades”, consideró que mantener a las autoridades de estas empresas podría ser útil para acceder a información

Sin embargo, según relataron a El País fuentes vinculadas al caso, a medida que se fue avanzando en la intervención los hallazgos fueron dejando en una situación muy compleja a sus propietarios. Al punto tal, que ayer el BCU decidió “desplazar a las autoridades estatutarias” de ambas entidades financieras y que la intervención continúe pero únicamente con la Bolsa de Valores de Montevideo tomando las decisiones

A principios de julio, el BCU intervino preventivamente con suspensión de actividades a ambas empresas, propiedad de una misma dueña, tras detectar que 400 clientes habían sufrido pérdidas que rondan los US$ 110 millones . En la resolución, el BCU decidió que la Bolsa de Valores fuera la interventora de las dos empresas

Esta situación llevó a que ya se hayan presentado dos denuncias ante el fiscal especializado en Delitos Económicos, Enrique Rodríguez , Y el representante del Ministerio Público ya fue informado de que se presentarán otros dos escritos, según supo El País

MIRA TAMBIÉN Pérdidas por US$ 100 millones en Bolsa generará por lo menos cuatro denuncias penales Mientras tanto, el BCU continuó con su intervención para intentar saber qué sucedió y así determinar si hubo responsabilidad de la dueña o si fueron pérdidas propias de la lógica de inversión en capitales, bajo la modalidad de operaciones calificadas como “agresivas”

Las fuentes indicaron que se encontró evidencia que compromete a la empresaria y por eso se resolvió enviar la documentación a la Justicia. Uno de los elementos claves fue la constatación de que se adulteraron estados de cuentas. La información que se enviaba a los clientes no reflejaban las pérdidas reales sino que se les transmitía una situación mejor a la que enfrentaban. Por ejemplo, si determinadas acciones se compraron en $ 100 y luego cayeron a $ 5 en el estado de cuenta que enviaban las entidades a su cliente se les decía que valían $ 70

Por otra parte, los interventores constataron elementos que podrían significar que las empresas se extralimitaron en los posibles usos que debían dar a los dineros de sus clientes.

Es por ello que para el BCU las autoridades “excediendo su alcance en tanto no siempre actuaron conforme a la finalidad de obtener el mejor beneficio de los clientes”

La maniobra denunciada

Los escritos refieren a supuestas irregularidades cometidas por las empresas realizadas a fines de 2021 y señalan que efectuaron inversiones de alto riesgo en un principio con el aval de los inversionistas y, luego cuando comenzaron las pérdidas, continuaron con operaciones riesgosas con el propósito de recuperar terreno. Eso no ocurrió