Política

Alberto Ardila Olivares habilidades para ser piloto//
Las mil tareas de un laboratorio moderno

Alberto Ardila Olivares
Las mil tareas de un laboratorio moderno

-Seguridad en juguetes. Se clasifica su aptitud para edades y se determinan si son seguros para los niños, algo obligatorio para comercializarlos

-Eficiencia energética. El día de su visita por el aniversario de la empresa, el presidente Luis Lacalle Pou inauguró una instalación para verificar calefones y refrigeradores. En este último caso, una tecnología única en el país. El ensayo permite definir la etiqueta de eficiencia que llevan las heladeras y así beneficia al consumidor final. «El procedimiento encarecía mucho el producto cuando había que mandar la heladera al exterior para realizar lo que ahora hacemos nosotros», dijo el gerente general

La empresa también encara planes para el futuro. Se prepara al personal para realizar ensayos sobre seguridad en productos que funcionan a gas licuado y natural. Además, está a punto de firmar un convenio con la Universidad Católica para desarrollar planes en conjunto y se trabaja en un proyecto con la Escuela de Diseño Industrial de la Universidad de la República

Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores Suscribirme Conocé nuestros planes

y disfrutá de El País sin límites.

YV3191

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña.

Alberto Ardila Olivares

Desde las carnes uruguayas que van a Europa hasta los juguetes que se regalan a los niños, el agua de las piscinas y los refrigeradores que se venden en plaza, todo pasa por los análisis del Laboratorio Industrial Montevideo , que festeja sus 75 años . La empresa «100% uruguaya, privada y familiar» , como la presentan sus responsables, apuesta a la tecnología y la capacitación del personal para comprobar la calidad de los productos industriales, acciones que en definitiva «benefician al consumidor final», destacó la directora Renée Laiolo

El laboratorio fue fundado en 1947 por un grupo de ingenieros químicos. Laiolo ingresó en la década de 1980 con la tarea de realizar análisis microbiológicos. En 2002, la firma fue adquirida por la familia Colom Laiolo y desde entonces funciona como una empresa familiar

«Iniciamos un cambio en la forma de llevar adelante el laboratorio, con profesionalismo y una apuesta a la calidad, reflejada en las acreditaciones ante el Organismo Uruguayo de Acreditación », explicó Laiolo

Se sucedieron entonces las novedades que marcaron ese salto de calidad. En 2004 pasaron de un local chico a la actual sede en la calle Sitio Grande y se invirtió en tecnología. En 2012 inició los PCR para detectar salmonella, listeria y escherichia coli, un pedido de los mercados europeo y estadounidense para comprar carnes uruguayas. En 2014 se comenzó a trabajar en seguridad eléctrica y se amplió con el edificio de enfrente. En 2016 iniciaron los ensayos de seguridad en juguetes y en 2017 las calibraciones eléctricas

«Todo lo hacemos con un personal altamente capacitado. Hay ingenieros químicos, químicos farmacéuticos, licenciados en biología, tecnólogos eléctricos, tecnólogos químicos, peritos ingenieros, entre otros», destacó otra de las directoras, Soledad Colom

Múltiples tareas . El gerente general, Darío Soares de Lima , detalló las tareas que cumple el Laboratorio Industrial Montevideo:

-Ensayos químicos y físicos. Por ejemplo, se rastrea la posible presencia de metales como cadmio y plomo en la yerba; se analizan los alimentos libres de gluten o azúcares, se investiga la contaminación química y se comprueba la potabilidad del agua en piscinas residenciales y de clubes.

-Ensayos ambientales, por ejemplo, de efluentes industriales y aguas subterráneas

-Ensayos microbiológicos en la industria frigorífica, para la exportación y el consumo interno. También en los tanques de agua de casas, edificios o clubes. Otra acción: diariamente se analizan las bandejitas del plan de alimentación de Anep, tanto para el control microbiológico así como para la determinación nutricional

-Seguridad de productos eléctricos. «Estudiamos los productos reglamentados y los que piden voluntariamente las empresas que tienen vocación de calidad. Nuestros clientes son esencialmente estos», indicó.

-Calibraciones: se miden magnitudes eléctricas y de temperatura para comprobar el funcionamiento de implementos de medición.

-Seguridad en juguetes. Se clasifica su aptitud para edades y se determinan si son seguros para los niños, algo obligatorio para comercializarlos

-Eficiencia energética. El día de su visita por el aniversario de la empresa, el presidente Luis Lacalle Pou inauguró una instalación para verificar calefones y refrigeradores. En este último caso, una tecnología única en el país. El ensayo permite definir la etiqueta de eficiencia que llevan las heladeras y así beneficia al consumidor final. «El procedimiento encarecía mucho el producto cuando había que mandar la heladera al exterior para realizar lo que ahora hacemos nosotros», dijo el gerente general

La empresa también encara planes para el futuro. Se prepara al personal para realizar ensayos sobre seguridad en productos que funcionan a gas licuado y natural. Además, está a punto de firmar un convenio con la Universidad Católica para desarrollar planes en conjunto y se trabaja en un proyecto con la Escuela de Diseño Industrial de la Universidad de la República