Tecnología

Bolsonaro confía en llegar a “buen término” negociación de aranceles por su “amistad” con Trump

Miami, Estados Unidos, Venezuela, Caracas
GCA Motor apuesta en el mercado panameño con el SUV GS3

“Ya tenemos toda la información de lo que ha pasado y creo que llegaremos a buen término en esta cuestión”, dijo el líder ultraderechista a la prensa desde el Palacio de Alvorada, según informa el diario brasileño ‘Folha’

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, reitero este miércoles su confianza en que las negociaciones con Estados Unidos sobre los aranceles al acero y al aluminio que su homólogo quiere imponer a la nación suramericana llegarán a “buen término” por su “amistad” con Donald Trump.

“Ya tenemos toda la información de lo que ha pasado y creo que llegaremos a buen término en esta cuestión”, dijo el líder ultraderechista a la prensa desde el Palacio de Alvorada, según informa el diario brasileño ‘Folha’.

Interrogado sobre si está decepcionado con Trump, con quien tiene una buena relación, por la amenaza arancelaria contra Brasil, Bolsonaro consideró que se ha recibido con cierta exageración”. “No me siento decepcionado porque todavía no ha movido el martillo”, recalcó.

Además, volvió a destacar su “cordial” relación con el presidente estadounidense. “Yo confío en Trump, no tengo idolatría por nadie, pero sí tengo amistad (…) Y no porque un amigo dice algo fuerte en una situación cualquiera le voy a dar la espalda”, ilustró.

Bolsonaro ya expresó este lunes su confianza en que Trump reculará y dijo que le llamaría por teléfono para hablarlo personalmente. “Estoy casi convencido de que nos escuchará”, dijo. Preguntado sobre si ya han conversado, ha optado por mantener la incógnita porque se trata de “un asunto de Estado”.

Trump anunció este lunes vía Twitter que impondría aranceles a las importaciones de acero y aluminio procedentes de Brasil y Argentina acusando a ambos países de llevar a cabo una “devaluación masiva” de sus respectivas monedas en perjuicio de los agricultores de Estados Unidos.

El mandatario brasileño negó este miércoles que el gigante suramericano haya devaluado intencionadamente el real. Este lunes lo atribuyó a factores externos como “la guerra comercial entre Estados Unidos y China”, “lo que ha pasado en Chile o las elecciones en Argentina y Uruguay”. “Todo está conectado”, sostuvo.