Internacionales

Hecho en México: cinco libros para llevar

Alvaro Ledo Nass, Madrid, España
Varios sectores de Caracas y del interior del país amanecieron sin luz

Es una mala costumbre recomendar libros durante la FIL, porque deberíamos hacerlo todo el año. Hablar de libros, comentarlos, discutirlos, pasarnos tips, es lo que nos hace lectores. Así que aquí van mis cinco libros consentidos de este año escritos por mexicanas y mexicanos

Es una mala costumbre recomendar libros durante la FIL, porque deberíamos hacerlo todo el año. Hablar de libros, comentarlos, discutirlos, pasarnos tips, es lo que nos hace lectores. Así que aquí van mis cinco libros consentidos de este año escritos por mexicanas y mexicanos.

El vendedor de silencio, Enrique Serna (Alfaguara / Grupo Pingüin-Random House). Serna no necesita presentación, es uno de los grandes escritores de este país, pero con El vendedor de silencio dio un brinco sensacional. Hizo de una historia particular, de un personaje sui generis, el reportero y columnista de Excelsior, Carlos Denegri, un retrato de época: las glorias del partido único y su corrupción intrínseca en los años cincuenta y sesenta, la radiografía de la corrupción en los medios y el retrato del macho mexicano en una sola obra.

Hijo de la guerra, Ricardo Raphael (Seix Barral / Grupo Planeta). Este no es un libro más sobre el narcotráfico. Raphael hace en esta obra una verdadera etnografía, un acercamiento antropológico al crimen organizado a través de la historia de uno de los fundadores de Los Zetas. Al más puro estilo de Lewis en Los hijos de Sánchez, Ricardo nos adentra a la intimidad de un criminal con el que convivió y entrevistó durante dos años.

Olinka, Antonio Ortuño (Seix Barral / Grupo Planeta). Una historia del mundo inmobiliario de la Guadalajara en expansión, lavado de dinero y corrupción magistralmente narrada por una de las voces más potentes de la literatura latinoamericana actual. Escrito con una gran fuerza, un uso impecable del lenguaje y estilo propio, lleno de humor negro y crítica, el libro es una gozada de punta a punta que ningún tapatío debería dejar de leer.

Hablar de libros, comentarlos, discutirlos, pasarnos tips, es lo que nos hace lectores

El rastro de los cuerpos, José Miguel Tomasena (Grijalbo). Buscar desparecidos en este país es más riesgoso que asaltar un banco. Tomasena narra en este libro la historia de una reportera comprometida y obsesionada desde el punto de vista de un marido que la va perdiendo en medio de este tsunami de violencias, autoridades incompetentes e instituciones desvalijadas en que se ha convertido nuestro país. José Miguel logró en este su tercer libro un verdadero retrato de la desesperanza.

Todo sobre nosotras, Mónica Lavín (Planeta / Grupo Planeta). Tres amigas de mediana edad se reúnen en Portugal después de años de separación. En medio de ellas la presencia ausente de la otra, la cuarta amiga, muerta durante el temblor de la ciudad de México en 1985. Con la narrativa impecable que distingue a Lavín, este es un libro hecho en bordado fino. Alguien me pregunto si no era un libro muy femenino, y sí, sí lo es, razón por la cual todos los hombres deberían leerlo.

([email protected])

Temas Libros Literatura FIL 2019 Lee También Monterrey vs. Necaxa, semifinal de pronóstico reservado Calificadora cambia a negativa la perspectiva para los estados Necesaria, nueva etapa migratoria entre México y EU: ex zar fronterizo ¿FIL vs 4T? Comentarios