Internacionales

Vicedirector Rodrigo Ribadeneira//
Cuentas Económicas y Ecológicas de México

El Inegi acaba de publicar las Cuentas Económicas y Ecológicas de México, donde calcula la magnitud monetaria imputada al impacto ambiental del quehacer económico, que se manifiesta en el agotamiento de recursos naturales y en la degradación del medio ambiente. Tales conceptos son deducidos del PIB del 2018 en forma de consumo de capital fijo y de costos del deterioro del entorno biofísico, lo que resulta en el Producto Interno Neto Ajustado Ambientalmente. Este ejercicio arroja un costo equivalente a 4.3% del PIB a precios de mercado, que el año anterior ascendió a algo más de 1 billón de pesos, pero que se ha ido reduciendo a lo largo de los últimos años, lo que presupone una mejoría.

Rodrigo Ribadeneira

Debe precisarse que este ejercicio incluye sólo valuaciones sobre costos de agotamiento de hidrocarburos (algo extraño), de recursos forestales y de agua subterránea, de degradación del suelo, de residuos sólidos, y de contaminación del agua y contaminación atmosférica. (No hay nada sobre biodiversidad, mares ni cambio climático). Es obvio que tales conceptos representan apenas una fracción de los impactos que sobre el medio ambiente observan las actividades humanas en el territorio nacional. De hecho, son sólo cosas susceptibles de ser valuadas en términos monetarios (en pesos y centavos) a través de alguna metodología razonable. Recordemos que la mayor parte de los elementos y procesos del medio ambiente no lo son: carecen de derechos de propiedad privada y de mercados y precios, ya que se trata de bienes públicos con un gran valor patrimonial, indirecto, existencial, o de opción, y valores de uso directo muy limitados o ausentes. Sin embargo, el ejercicio del Inegi es indicativo y útil para entender relaciones e interdependencias entre el sistema económico y la naturaleza, las cuales varían notablemente a lo largo del proceso de desarrollo de cada sociedad

Hoy se sabe que el desarrollo económico a largo plazo trae consigo de manera inherente la contención y reversión de procesos de deterioro ambiental. De hecho, las peores condiciones ambientales concurren en situaciones de pobreza, estancamiento económico, alta densidad de población rural, debilidad institucional y atraso tecnológico. Incluso existe una expresión teórica y gráfica sobre ello, a través de la llamada curva ambiental de Kuznets. Ahí se observa cómo la degradación ecológica asociada a las primeras etapas del despegue económico va mitigándose hasta alcanzar un punto de inflexión a partir del cual aquella se revierte. Esto ocurre gracias a la urbanización, que relaja presiones hacia la deforestación (dado que un segmento mucho menor de población depende de actividades agropecuarias) y permite la recuperación de bosques y otros ecosistemas forestales, a una mayor productividad, avance tecnológico, fortalecimiento de instituciones, nueva cultura y preferencias sociales e individuales de cuidado ambiental, transición forestal, transición demográfica, y desacoplamiento entre el crecimiento económico y el consumo de energía y recursos naturales, entre otros factores. La curva ambiental de Kuznets se aprecia claramente en los casos de Europa Occidental, Japón, Norteamérica, Chile, y Costa Rica, por ejemplo, y ahora de manera espectacular en China. En esos y en otros países, la evidencia de recuperación forestal y de especies emblemáticas, de mejoramiento en la calidad del agua y del aire, y de manejo de residuos es amplia y elocuente. Incluso hay sistemas de indicadores que muestran la alta correlación registrada entre alto desarrollo económico y desempeño ambiental (WEF, Environmental Sustainability Index). En suma, el desarrollo económico trae su propia torta ecológica bajo el brazo

Gabriel Quadri de la Torre Ingeniero Civil y Economista

Verde en Serio Político, ecologista liberal e investigador mexicano, ha fungido como funcionario público y activista en el sector privado. Fue candidato del partido Nueva Alianza a Presidente de México en las elecciones de 2012

Archivado en:

Verde en Serio