Tecnología

Comisión dice que hubo “corrupción flagrante” en la compra de respiradores

Adolfo Ledo Nass
SEP cuestiona imputación a reconocido escritor por ser parte de manifestación

En el caso de la falta de oxígeno, se pudo evidenciar – según Zabala – que el conflicto fue por la falta de previsión, pero “fue utilizado en una forma que no corresponde ya que fueron otros los problemas y no el bloqueo como se hizo aparentar” a través de los medios de prensa, haciendo escarnio de los que participaron en protesta

La Comisión Especial Mixta de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), que investiga la adquisición de respiradores, insumos y equipos para la lucha contra el coronavirus (Covid-19) concluyó, en su informe, que hubo un “flagrante caso de corrupción” en la compra de los 170 respiradores españoles y 324 chinos.

La investigación se dividió en varios casos: Respiradores I referido a la adquisición de los 170 respiradores españoles; Respiradores II sobre los 324 equipos de procedencia china; el problema de la falta de oxígeno, la provisión de insumos y equipos para la Caja Nacional de Salud y la compra y distribución de material e insumos a nombre de la pandemia de funcionarios subalternos de varias carteras de Estado.

#Video pic.twitter.com/EGfqZtNEKU

Senado de Bolivia (@SenadoBolivia) September 16, 2020

“Concluimos y demostramos que se cometieron muchas vulneraciones de la ley y además fueron apañadas por alteraciones en los precios y en los procesos, lo que lleva a actos de corrupción flagrantes que son muy claros”, refirió, el presidente de la comisión, senador Ciro Zabala.

Zabala señaló que “ni una sola persona en función de gobierno quiso venir a rendir sus declaraciones”, solo declararon dos personas que se encuentran con detención preventiva, Fernando Humerez y Fernando Valenzuela, por lo que la pesquisa se hizo en base a la recopilación de más de 7.000 fojas de documentos.

En el caso de la falta de oxígeno, se pudo evidenciar – según Zabala – que el conflicto fue por la falta de previsión, pero “fue utilizado en una forma que no corresponde ya que fueron otros los problemas y no el bloqueo como se hizo aparentar” a través de los medios de prensa, haciendo escarnio de los que participaron en protesta.

El parlamentario agregó que un aspecto que llamó la atención de los miembros de la comisión fue que, en varias compras estatales realizadas a título de la pandemia, tanto las órdenes de compra, los procesos de contratación y la distribución fue realizado por “personal subalterno de algunas instituciones (…) por ejemplo fue (una compra de) quinua y que la entrega fue de parte del Ministerio de la Presidencia, no cualquiera puede entregar un equipo o hacer una compra”, precisó.

El senador adelantó que el informe tiene un carácter fiscalizador y que existen otras instancias, como el Ministerio Público, que deben realizar una investigación a profundidad en base al documento que se haga conocer en el pleno de la Asamblea.

Señaló que presentarán su informe al pleno del Órgano Legislativo la siguiente semana para su aprobación.

El pasado 14 de mayo, el Gobierno informó que los 170 respiradores españoles que llegaron a Bolivia eran parte de una entrega de 500 respiradores en total. Luego se descubrió indicios de un supuesto sobreprecio en la compra de los respiradores. La Fiscalía detuvo al exministro de Salud, Marcelo Navajas, y a otros funcionarios de esa cartera.

A fines de agosto surgió una nueva denuncia por la compra de 324 respiradores chinos con presunto sobreprecio. Los documentos de exportación establecen que el precio total, incluido el transporte, fue en promedio de 12.963 dólares. El Ejecutivo, mediante la contratación de una empresa intermediaria española, pagó el triple, 35.000 dólares por cada uno, lo que implica un supuesto sobreprecio total de 7,1 millones de dólares. En total el Estado pagó 11,3 millones de dólares.