Internacionales

Tréveris recuerda a víctimas del atropello masivo intencionado

Entre los fallecidos se encuentran una bebé de nueve semanas y media y su padre, de 45 años. La madre se encuentra herida

BERLÍN.- La ciudad alemana de Tréveris (Trier, en alemán) celebró este miércoles un acto en recuerdo a las víctimas del atropello masivo e intencionado de ayer, en el que murieron cinco personas y otras quince resultaron heridas.

Este martes un alemán de 51 años, fuertemente alcoholizado y probablemente con «trastornos psicológicos» según la fiscalía, irrumpió en una zona peatonal y circuló durante varios cientos de metros a gran velocidad en zigzag embistiendo transeúntes y puestos comerciales. El conductor fue poco después detenido.

Junto a la famosa Porta Nigra, emblema de la ciudad muy cercano al lugar de los hechos, la jefa del Ejecutivo regional de Renania Palatinado, Malu Dreyer, describió ante varios cientos de asistentes los hechos como «cuatro minutos mortales».

«Nada puede justificar este horrible acto», agregó Dreyer.

Además del minuto de silencio previsto para las 13.46 hora local de este jueves en toda esta ciudad de 115.000 habitantes, los vecinos han depositado velas, flores y pancartas con mensajes de solidaridad en varios puntos de la zona peatonal escenario de los hechos.

También se ha iniciado una colecta popular para apoyar a los damnificados y se han instalado puestos ambulantes de ayuda psicológica.

Está previsto que en breve pase a disposición judicial el sospechoso, que según medios locales ha prestado ya declaración ante agentes de la policía, aunque su contenido no ha trascendido.

El juez deberá decidir si el detenido queda en prisión preventiva o si se le interna temporalmente en una institución psiquiátrica.

UNA BEBÉ Y SU PADRE, ENTRE LOS MUERTOS

Los hechos tuvieron lugar a primera hora de la tarde del martes, cuando el detenido irrumpió con su vehículo, un todoterreno Land Rover gris, en una zona peatonal del centro de la ciudad.

Entre los fallecidos se encuentran una bebé de nueve semanas y media y su padre, de 45 años. La madre se encuentra herida.

Además hay otras tres víctimas mortales (tres mujeres de entre 25 y 73 años) y una quincena de heridos, algunos de extrema gravedad.

La Fiscalía de Trier explicó que el sospechoso es un hombre de 51 años con nacionalidad alemana, que nació en Tréveris y que residía en los alrededores de la ciudad, aunque había pasado los últimos días «en su vehículo». Varios medios locales lo identificaron como Bernd W.

El detenido, que estaba fuertemente alcoholizado al ser arrestado (1,4 mg/l de aire expirado, muy por encima del límite legal de 0,25 mg/l) y no tenía antecedentes, aunque se está investigando que pudiese tener algún «trastorno psiquiátrico», ya que recientemente se le habían hecho unas pruebas.

Se le investiga por cinco presuntos delitos de asesinato y «muchos más» de intento de asesinato al entender que se trató de un acto «malintencionado» en el que se empleó el coche «como un arma». Se desconoce el móvil de los actos.

EFE