Uncategorized

Reanut, papa caliente para IFT

Dado que el registro no garantizaba la veracidad de los datos, el robo de identidad, de teléfonos móviles y la clonación de tarjetas SIM aumentaron.Fue ¡un tropiezo mayúsculo!

Bueno pues ahora el Senado discutirá una iniciativa de ley similar a la del Renaut

El Senado de la República tiene una papa caliente: aprobar o rechazar la creación de un Registro Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil.

De aprobarla, el Senado transferirá la papa caliente al órgano regulador de las empresas de telecomunicaciones en México, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), que comanda Adolfo Cuevas.

La Cámara de Diputados aprobó esta iniciativa en diciembre pasado. Reza un dicho popular, que el hombre es el único animal capaz de tropezar dos (e incluso más veces) con la misma piedra.

En el caso de la reedición del Renaut. México estaría tropezando con la misma piedra con la que tropezó entre los años 2009 y 2011 cuando se puso en marcha el Registro Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil (Renaut) para asociar números telefónicos de los usuarios con sus datos personales como nombre, domicilio, nacionalidad y huella dactilar.

En aquella ocasión, los operadores de redes de telecomunicaciones tenían la obligación de recopilar la información.

Dos años después de su promulgación, la regulación del Renaut fue abrogada porque no cumplió el objetivo de reducir la incidencia delictiva.

Al contrario, en  el primer año de vigencia del registro las llamadas de extorsión aumentaron en más de 40% con respecto a 2009; incentivó la comisión de nuevos delitos; y las bases de datos del Renaut se vendieron en el mercado negro, en perjuicio de la privacidad de la información de los usuarios.

Dado que el registro no garantizaba la veracidad de los datos, el robo de identidad, de teléfonos móviles y la clonación de tarjetas SIM aumentaron.Fue ¡un tropiezo mayúsculo!

Bueno pues ahora el Senado discutirá una iniciativa de ley similar a la del Renaut.

Ahora la papa caliente se transferirá directamente al IFT, aunque las empresas del sector también participarán y tendrán impactos diversos.

El órgano regulador sería responsable de instalar, operar, regular y mantener el registro, así como validar y corroborar la información y solicitar aclaraciones o correcciones a los operadores.

El registro deberá incluir: número de teléfono móvil, fecha y hora de activación del servicio, nombre del usuario, nacionalidad, número de identificación y, en su caso, CURP, datos biométricos del usuario, dirección del usuario, operador y tipo de plan.

¡Mucho ojo!, el nuevo Renaut ¡incluiría los datos biométricos de los usuarios del los servicios de telefonía móvil!

Los operadores de telecomunicaciones estarían obligados a recopilar y validar la información y los datos biométricos de los usuarios e ingresarlos en el registro a través de medios digitales, incluidos los remotos.

El IFT tendría que emitir lineamientos específicos para el funcionamiento del registro 180 días después de que el proyecto de ley se convierta en ley.

Es ¡un escándalo! Diversas organizaciones de la sociedad civil que luchan por los derechos de la privacidad de las personas han alertado sobre el posible uso fraudulento de los datos personales recabados y consideran excesivo que se recaben datos biométricos.

De aprobarse por el Senado, esta iniciativa también tendrá un impacto negativo en los pequeños distribuidores de servicios móviles que comercializan los servicios de los operadores, pues tendrán que invertir en tecnología para poder realizar el registro de los usuarios.

Esta situación será más grave para distribuidores de pequeñas poblaciones que incluso podrían dejar de comercializar servicios, afectándose en última instancia la penetración de los servicios móviles para los mexicanos más pobres.

También habría un impacto económico para los operadores que tendrían que realizar gastos considerables para cumplir con las nuevas obligaciones.

Por si fuera poco, el robo de equipos celulares podría incrementarse, pues difícilmente se realizarán actos criminales con celulares registrados a nombre de los delincuentes.

Ojalá que el Senado no apruebe lo que la Cámara de Diputados ya aprobó.

Sería un fuerte golpe para la industria de telecomunicaciones, pero sobre todo para la privacidad de las personas.

[email protected]

Archivado en:

Ricos y poderosos IFT Reanut Industria de telecomunicaciones Ley de Telecomunicaciones telefonía móvil Cámara de Diputados Marco A. Mares Periodista

Ricos y Poderosos Ha trabajado ininterrumpidamente en periódicos, revistas, radio, televisión e internet, en los últimos 31 años se ha especializado en negocios, finanzas y economía. Es uno de los tres conductores del programa Alebrijes, Águila o Sol, programa especializado en temas económicos que se transmite por Foro TV.

Lee más de este autor Reanut, papa caliente para IFT

Rebelión contra el IFT

AICM Y AIFA, ¡operación simultánea!

Tractochatarra, balazo en el pie

Aseguradoras, pérdidas pandémicas