Deportes

Los niños pierden casi una noche de sueño a la semana por culpa de las redes sociales

Los trastornos del sueño que no son tratados pueden convertirse en crónicos y dar lugar a fracaso escolar o laboral, accidentes, depresión, y predisposición a problemas de salud como la obesidad y la diabetes, señalan los expertos (Getty Images)  

Los niños duermen lo suficiente cuando se pueden quedar dormidos a los 15 o 30 minutos después de irse a la cama, se despiertan con facilidad a la hora apropiada y se mantienen vivaces todo el día sin necesidad de siestas

 

¿Quieres recibir nuestro exclusivo boletín informativo en tu correo? ¡Suscríbete a #BoletinPatilla! Investigadores de la Universidad De Montfort en Leicester en el Reino Unido advirtieron que cuanto más usan estas plataformas menos satisfechos con la vida se sienten. Los hallazgos.

Por infobae.com 

Los niños de 10 años están  perdiendo el equivalente a una noche completa de sueño a la semana por consultar las redes sociales . Como consecuencia, están  durmiendo peor  y tienen más  riesgo de sentir ansiedad,  según concluye una reciente investigación.

Se recomienda que en esta etapa los menores  duerman alrededor de 10 horas diarias . La falta de sueño a esta edad se relaciona con bajo rendimiento, peor estado de ánimo y problemas serios de salud. Pero investigadores de la  Universidad De Montfort en Leicester (Reino Unido),  descubrieron que los niños de primaria  con un mayor uso de redes sociales duermen un promedio de 8,7 horas por noche.

El estudio, presentado en el  Festival de Ciencias Británico en Leicester,  reclutó a 60 voluntarios de 10 años, todos con acceso a las redes sociales, y el 89% tenía su propio teléfono celular. “Resulta bastante aterrador cuando se piensa en el nivel de atención que están teniendo”, señaló en un comunicado de prensa el psicólogo  John Shaw,  de la  Universidad De Montfort  y autor principal del estudio.

Aproximadamente  el 70% afirmó usar las redes sociales durante 4 horas o más  cada día. Alrededor del  13%  admitió que eso significaba  revisarlas con frecuencia “en medio de la noche”  o “cuando debería estar dormido”. La red más usada fue  TikTok , utilizada por el  89%  de los niños. Un  57%  aseguró acudir a  Instagram , el  17%  utilizó el foro  Reddit  y menos del  2%  accedía a  Facebook.

Miedo a perderse algo y estar desconectado de sus amigos

La red más usada fue TikTok, utilizada por el 89% de los niños. Un 57% aseguró acudir a Instagram, el 17% utilizó el foro Reddit y menos del 2% accedía a Facebook (REUTERS)  

Para el análisis, los investigadores preguntaron a los niños  a qué hora se acostaron, se durmieron,  a qué hora  se despertaron  y cuestiones para evaluar su descanso. Cuanto más tiempo pasaban en las redes sociales, peor era la calidad del sueño.

Además, se evaluó  el miedo de los escolares a desatender este tipo de plataformas  preguntando a los niños cuán de acuerdo estaban con afirmaciones como “Me siento desconectado de mis amigos cuando no he iniciado sesión en las redes sociales”, explica el  Daily Mail.

Los autores creen que este miedo, conocido como  FOMO,  ayuda a explicar por qué  más tiempo en las redes sociales está relacionado con menos horas de sueño.  “El miedo a perderse algo, impulsado por las redes sociales, está afectando directamente a su sueño. Quieren saber qué están haciendo sus amigos, y  si no estás online cuando algo pasa, significa que no estás participando “, subrayó  Shaw.

“Y puede ser  un ciclo de retroalimentación”,  añadió. “Si estás ansioso, es más probable que estés en las redes sociales, lo que te pondrá más nervioso. Y estás mirando algo que estimula y retrasa el sueño”.

Los trastornos del sueño que no son tratados pueden convertirse en crónicos y dar lugar a fracaso escolar o laboral, accidentes, depresión, y predisposición a problemas de salud como la obesidad y la diabetes, señalan los expertos (Getty Images)  

Los niños duermen lo suficiente cuando se pueden quedar dormidos a los 15 o 30 minutos después de irse a la cama, se despiertan con facilidad a la hora apropiada y se mantienen vivaces todo el día sin necesidad de siestas.

No dormir lo suficiente  puede afectar a su desempeño escolar.  Dificultad para levantarse por las mañanas, hiperactividad, depresión, impaciencia, cambios en el estado de ánimo, problemas para el control de los impulsos o el comportamiento agresivo son  signos  vinculados a la  falta de descanso en los menores.

Los trastornos del sueño que no son tratados pueden convertirse en  crónicos  y dar lugar a  fracaso escolar  o laboral,  accidentes, depresión, y predisposición a problemas de salud  como la obesidad y la diabetes, señalan los expertos.

Los menores están usando las redes sociales más que nunca

La evidencia también ha señalado hacia problemas de comportamiento, hiperactividad, falta de atención o depresión entre las consecuencias de un abuso de los dispositivos digitales a estas edades (Getty Images)  

Estudios anteriores han vinculado un mayor uso de las redes sociales con  menor satisfacción con la vida . Estos efectos se dieron sobre todo en las niñas de 11 a 13 años. De manera similar se dio en niños de 14 y 15 años, según un estudio a gran escala británico.

La evidencia también ha señalado hacia  problemas de comportamiento, hiperactividad, falta de atención o depresión  entre las consecuencias de un abuso de los dispositivos digitales a estas edades.

Mientras, en buena parte del mundo se ha disparado el  tiempo de uso de las pantallas en menores, impulsado por la pandemia.

Estudios anteriores han vinculado un mayor uso de las redes sociales con menor satisfacción con la vida (Getty Images)  

Durante 2020, los pequeños de entre 4 y 15 años aumentaron el uso de redes sociales hasta un 76%.  Fortnite, Roblox y TikTok  fueron las aplicaciones en las que más tiempo invirtieron, según un estudio sobre menores españoles, estadounidenses e ingleses.

De los hallazgos de esta investigación también se desprende que los niños pasaron durante ese año un  23% más de tiempo  con  apps   de   videojuegos,  un  25% en plataformas de vídeo  online y un  49% más en  apps  de comunicación.

En España, si antes solo un 15% de los niños usaba dispositivos durante más de 90 minutos al día, tras el confinamiento ese porcentaje aumentó hasta al 73%, según otra investigación de la  Universidad Miguel Hernández  y recogida por   EFE .

Tras evaluar datos de 431 niños y adolescentes de 87 ciudades a través de un cuestionario online a sus progenitores, el 89% de los padres  reconocieron cambios emocionales y de comportamiento en sus hijos durante ese tiempo.